Estado actual en México sobre el COVID-19

Casos confirmados 492,522
Casos sospechosos 81,259
Muertes confirmadas 53,929

Datos al cierre de los mercados

Precio del dólar
Compra $21.80
Venta $22.79
Petróleo mezcla mexicana 39.78
Tasa BANXICO 5.00%
Tasa FED 0.00% -0.25%

Las remesas nos sorprendieron en marzo

Remesas

Al principio de la pandemia, el pronóstico que las remesas esperaban era de contracción absoluta, y así, veríamos altos impactos en liquidez para los casi 2 millones de hogares que en nuestro país dependen de lo que sus familiares envían desde Estados Unidos. Sin embargo, durante el mes de marzo se envió un monto bastante mayor vs el mismo mes del 2019.

¿Qué tan importante es este concepto para la economía mexicana?


Pues bien, las remesas representaron en 2019 unos 36 mil millones de dólares anualmente, y fueron 10 mil millones mayores a los 26 mil millones que representaron nuestras exportaciones petroleras de ese mismo año. En términos relativos, lo que nuestros paisanos envían a México representa el 3% del PIB, pero para estados como Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Zacatecas y otros, los envíos representan entre el 10% y el 5% de su economía.

Lo extraño durante el mes de marzo, fue que contrario a las expectativas, las remesas subieron 49%. Nuestros paisanos han representado buena parte de la población más afectada por el COVID19 en Estados Unidos, no sólo en cuanto a lo que a salud se refiere, sino también a la luz del impacto económico, pues suelen pertenecer al grupo de empleados más operativos en las estructuras empresariales y por lo tanto, los que más rápidamente pierden el empleo ante situaciones de contracción económica. Aunado a esto, desafortunadamente, si son indocumentados, difícilmente pueden tener acceso a los programas de ayuda que el gobierno estadounidense suele implementar en eventos como éste.

Hay dos teorías:

1. La decente:

Entre analistas, economistas y expertos en asuntos bilaterales, se maneja la teoría del miedo. Me explico: cuando el Presidente Trump subía en las encuestas electorales y cuando se declaró formalmente su victoria, ante el miedo a ser deportados, muchos migrantes mexicanos decidieron enviar todo el dinero que pudieron hacia México al sentir que su ingreso podría estar en riesgo. Según esta teoría, el temor también fue el que impulsó el incremento en el envío de remesas de marzo, aunado también a que quienes no perdieron su empleo, están enfrentando menores gastos por ahorros en gasolina y entretenimiento, y obviamente el destino de estos montos fueron justamente sus familias en México. Otro elemento importante a considerar, es que buena parte de la mano de obra agrícola de aquel lado es justamente mexicana, y este sector ha sido considerado como una actividad esencial en Estados Unidos.

2. La indecente:

Algunos "sospechosistas" y amantes de las teorías de la conspiración sugieren que estos flujos provienen de actividades ilícitas, pues un bien que se "exporta" a Estados Unidos es la droga. Y los flujos que la pagan se envían a través de las "remesas". Desafortunadamente no hay pronunciamientos por parte de ninguno de los gobiernos ni de sus instituciones de inteligencia policial.

En fin... entre tanto se publican los números de abril, estaremos viendo que algunos estados de la Unión Americana están a punto de re-iniciar operaciones y se están levantando los confinamientos obligatorios. Iremos viendo qué sectores en Estados Unidos se irán recuperando con mayor rapidez y cómo van dando empleo nuevamente a nuestros paisanos. En esa medida se verá impactado el número y monto de las remesas en los meses subsecuentes.

Quisiera terminar con una reflexión:

Si el origen de las remesas es lícito, es vergonzoso en términos económicos que tengamos que depender de una válvula de escape como ésta, pues históricamente hemos sido incapaces de generar empleo suficiente y atractivo para los 36 millones de mexicanos que viven en Estados Unidos (legal o ilegalmente). Hoy ese montón de mexicanas y mexicanos, sostienen a cientos de miles de familias en México, cuya situación sería aún más precaria si este flujo no existiera. Pero lo más vergonzoso es que la inmensa mayoría de ellos han tenido que arriesgarlo todo para lograr cruzar y han tenido que trabajar y vivir como verdaderos héroes para lograr establecerse. No sólo me refiero al concepto tradicional de migrante que sale de poblaciones con altos índices de pobreza, sino también al profesionista, e incluso al empresario, que deciden llevar su talento y su capital para montar pequeños negocios al otro lado del río Bravo.

Yo me pregunto ¿qué sería de México si todo ese esfuerzo y talento se quedara aquí?




whatsapp