Estado actual en México sobre el COVID-19

Casos confirmados 90,664
Casos sospechosos 36,803
Muertes confirmadas 9,930

Datos al cierre de los mercados

Precio del dólar
Compra $21.55
Venta $22.56
Petróleo mezcla mexicana 29.87
Tasa BANXICO 5.50%
Tasa FED 0.00% -0.25%

¿Y si no me pagan la renta?

y si no me pagan la renta

Muchos propietarios (arrendadores) están recibiendo llamadas y acercamientos de sus inquilinos (arrendatarios) pidiendo una reducción sustancial o total en el monto de la renta, argumentando que sus ingresos han reducidos debido a la contingencia.

En este artículo, hablaré sobre la renta para uso residencial, pues los criterios para el uso comercial son diferentes y los tocaré en otro artículo.

Pues bien, perder al inquilino durante esta temporada, implica el muy probable riesgo de tener el inmueble vacío por un muy buen rato. Cada caso es diferente, pero hay que tomar esto en cuenta. Habrá inquilinos que abusen de la situación, habrá propietarios que también. Para evitar estos abusos, es de suma importancia que se revise la situación de cada una de las partes. Y estas cosas se platican o se documentan durante las negociaciones iniciales del arrendamiento. Posiblemente el inquilino reportó que tenía un empleo y qué tipo de empleo, o si es comerciante o restaurantero. Y de igual relevancia es el conocer la situación del arrendador: la renta es sencillamente un negocio complementario, o de plano es la única fuente de ingresos.

Además, durante esta temporada, hay otro factor a considerar: los tribunales están cerrados. Y por lo tanto, los juicios estarán detenidos. Por lo tanto, la gestión extrajudicial, la negociación y el actuar de buena fe serán elementos vitales entre tanto las instancias de impartición de justicia vuelvan a operar.

¿Cómo entonces decido qué hacer ante una solicitud de esta naturaleza por parte de mi inquilino?

Las cuentas son sencillas: pensemos en una renta de 10 mil pesos. Si durante 3 meses se reduce la renta a 5 mil, la "pérdida" para el propietario será de $15 mil. Si la posición dura del propietario es "todo o nada", podrían pasar 2 cosas: Opción 1. el inquilino se sale. El inmueble estará vacío 3 meses y al menos otros 3 post-contingencia. La pérdida para el propietario será de $60 mil. Y seguramente será difícil que el monto de renta para un nuevo contrato vuelva a ser de $10 mil. Opción 2. el inquilino se ofende, se monta en su macho y deja de pagar la renta. Aquí la pérdida será mayor, pues se suman los meses de cierre de tribunales más los del procedimiento judicial, podríamos pensar en unos $70 mil - $100 mil pesos.

Pero repito, para pensar en estos escenarios, es necesario contar con la información de ambas partes: ¿a qué se dedican? ¿en dónde trabajan? ¿cómo van sus negocios o sus empleos?

Y sobre todo, tenemos que apelar a la ética y los principios y siempre actuar con la contraparte como nos gustaría que actuaran con nosotros mismos ante una situación de este tipo.

Las coberturas contratadas con Previsión Legal incluyen por supuesto gestión extrajudicial hecha por expertos. Tienes en nosotros el respaldo necesario para asesorarte y lograr la mejor negociación en medio de esta crisis.




whatsapp