Cuestiones médicas

Cuestiones médicas

La pandemia del COVID19 tiene al mundo en las cuerdas, tanto a nivel de salud, como desde el punto de vista económico. Hemos tocado varios asuntos relacionados con el segundo tema, pero hoy escribo sobre la situación médica que enfrentamos.

Quiero hacerlo a través de dos asuntos que llamaron mi atención: por un lado, la colaboración privada-pública recientemente anunciada para enfrentar la limitada disponibilidad de camas de terapia intensiva destinadas a pacientes con COVID19, y por el otro, el borrador de lineamientos médicos para decidir sobre la prioridad en la atención a los propios pacientes.



Comencemos por la estrategia que involucra a los hospitales privados viendo esta gráfica:

Cuestiones médicas
Por mucho apoyo que los hospitales privados quieran ofrecer, cuentan sólo con el 17% de la capacidad instalada en cuanto a camas de terapia intensiva. Así que el acuerdo entre ambos sectores fue que el sistema público de salud derivará hacia los hospitales privados a los pacientes que requieran ser atendidos en terapia intensiva por padecimientos diferentes a COVID19. La idea consiste en destinar a COVID19 el 100% de la capacidad de varios hospitales públicos del país con una doble intención: liberar espacio y sobre todo, evitar una mayor dispersión epidemiológica hacia pacientes con otros padecimientos.

Hay que reconocerlo: parece un buen ejemplo de cooperación entre empresa y gobierno ante la problemática de capacidad instalada que se nos viene en cuestión de días.

Pasemos ahora al borrador de lineamientos médicos para priorizar la atención médica.
Ufff... ¡qué decir!: impactante.

Independientemente de que sólo es un borrador y de que le falta ser afinado, comunicado e implementado, el leer que se están estableciendo criterios (como ya ha ocurrido en otros países) para definir si un paciente con síntomas avanzados de COVID19 recibe atención o no, fue desgarrador. Factores como la edad, la salud, la esperanza de vida, la viabilidad de recuperación e incluso la propia suerte, serán tomados en cuenta por un pequeño equipo colegiado distinto al propio Médico tratante. Esperemos que la ética sea lo único que guíe esas decisiones, porque sabemos cómo se manejan las cosas en nuestro querido México. Y para no exponernos a una situación así, no queda más que cuidarse y quedarse en casa.

¡Salud para ti y los tuyos!




whatsapp

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Nombre:*
Correo:*