Estado actual en México sobre el COVID-19

Casos confirmados 90,664
Casos sospechosos 36,803
Muertes confirmadas 9,930

Datos al cierre de los mercados

Precio del dólar
Compra $21.55
Venta $22.56
Petróleo mezcla mexicana 29.87
Tasa BANXICO 5.50%
Tasa FED 0.00% -0.25%

Las cadenas de valor: nuestro salvavidas

Cadenas de valor

Después de décadas de integración de las cadenas productivas en América del Norte, el Presidente Trump busca que la actividad económica plasmada en las líneas del nuevo TMEC inicie el 1 de julio, incluso a pesar de que 19 Senadores le recomendaran retrasar su lanzamiento.

Pues resulta que esto puede ser uno de los pocos salvavidas para nuestra Economía.

¿Por qué?
Bien, pues las cadenas productivas que se han conformado entre los 3 países de América del Norte, son tan complejas que si una pequeña parte de ellas falla, puede afectar de manera importante la manufactura del producto final.

Pensemos en un automóvil. Algunas partes se producen en Estados Unidos, se exportan a Canadá, se sub-ensamblan. Este nuevo componente se traslada a México para que se le agreguen más partes, que verán su destino final tal vez en Detroit, en donde se realiza el armado del vehículo. Cientos de empleados trabajan en estas cadenas, cientos de proveedores dependen de ellas, miles de familias de los tres países son beneficiadas del buen funcionamiento de estas cadenas productivas.

Esto implica, que si la planta que fabrica el motor está cerrada por las políticas gubernamentales para enfrentar la pandemia, toda la cadena productiva se verá afectada y el vehículo no saldrá al mercado.

A Trump le interesa que la economía de su país retome vigor lo antes posible, y sabe que en algunos sectores productivos, esto sólo se logrará si todos los participantes de las cadenas están funcionando normalmente. Por ello está insistiendo tanto en que el tratado arranque este próximo 1 de julio.

¿Qué implica el tratado para nuestra economía?

Las exportaciones totales representan aproximadamente la tercera parte de nuestro PIB, es decir, 3 de cada 10 pesos de nuestra economía provienen de las exportaciones, y de este total, el 81% tiene como destino Estados Unidos. Es decir, 1 de cada 4 pesos de nuestra economía, tienen que ver justo con este tratado.

Así es que esto, junto con las herramientas que está proveyendo Banxico (artículo aquí) y el programa del Banco Interamericano de Desarrollo, puede que sean los únicos paliativos para ir retomando la vida productiva en México después de la pandemia.


¡Que tengas salud!






whatsapp